• JULIO-HOYOS-MORENO

  • Historia


    ¡Llegó el transmisor! ¡Llegó el transmisor¡”, fueron las palabras de mi padre que nos despertaron, muy temprano por la mañana aquel siete de noviembre de 1984 . Ya las cabinas y el resto de equipos estaban listos hace meses, esperando lo único que faltaba para lanzar la señal al aire.

  • Cada quien empezó a saltar en su cama de alegría y nos abrazábamos contagiados por el ánimo que se dispersó por toda la casa. Bajamos junto con mi madre y hermanos a la sala y nos encontramos con una enorme caja forrada de cartón, que medía metro y medio de alto. Al costado, un señor de lentes oscuros de apellido Franco y su ayudante de nombre David, quien lo sostenía del brazo. Eran el fabricante y su ayudante, venían ellos mismos a instalar el transmisor que había sido trabajado por un profesional cuyos ojos eran sus manos.

    Correrías por aquí y por allá para la instalación del aparato que se ubicó en una habitación en el segundo piso de la casa. Mi padre subía y bajaba muy emocionado con linterna y desarmador en mano, muy atento a las indicaciones que se le daban, concentrado en cómo y para qué estaba colocada cada pieza. Habían conectado una radio, ahí mismo, para probar la señal. Hasta que, tras ajustes y calibradas, que ocuparon días enteros, ocurrió por fin: aquel martes 13 de noviembre, como por arte de magia, la música que emitía un long play de Paul Muriat (San Francisco) colocado en un tornamesa, en la nueva cabina, se escuchó  en  la radio ubicada  en el segundo piso de la casa.

    La emoción se intensificó, parecía increíble ver que un sueño empezaba a hacerse realidad. Un sueño que había implicado mucho esfuerzo y que marcaría nuestra historia familiar además de un camino en el mundo de la radio difusión local. “¡Vamos, la radio ya está al aire! Radio San Francisco 91.9 FM!”, dijo mi padre y nos fuimos en la camioneta a corroborar la llegada de aquella primigenia señal que se perdía por la Cruz Blanca, camino a la costa.

    Radio San Francisco empezaba a tomar vida: la música y los jóvenes nuevos valores se hacían escuchar por primera vez, quienes en principio nerviosos, se iban convirtiendo en las voces con quienes la juventud se identificaba. La generación de los 80 contaba con una nueva compañía que además era cómplice de sus historias.

    Se empezó a desarrollar así un sentimiento y todos caían en cuenta que San Francisco era “La Radio de Cajamarca”, su radio, su compañera cercana a la que podían tener acceso cuando lo deseasen.

    El tiempo ha pasado, son casi 30 años que han implicado miles de experiencias. Hoy Radio San Francisco se encuentra en una etapa de madurez y sigue manteniendo su espíritu joven. Celebramos un aniversario más, agradeciendo a Dios por todas las bendiciones, a Julio Hoyos y Rosa Estela, nuestros fundadores, porque sin su ímpetu, ánimo, dedicación y ejemplo no estuviésemos cumpliendo esta edad; a todo nuestro equipo de trabajo, chicos animosos, emprendedores y con garra que dan lo mejor de sí en las cabinas; a nuestro público conformado por jóvenes de todas las edades que son nuestra inspiración, a nuestros clientes por su confianza y apuesta.

    En este aniversario, renovamos nuestro compromiso con Cajamarca, con el ánimo de contribuir al fortalecimiento de nuestra identidad y al crecimiento de nuestra tierra, llevando sano entretenimiento e información de calidad que todos y cada uno de nuestros oyentes merece y que, esperamos, se sigan identificando y contagiando del amor a nuestra tierra, sintiendo y percibiendo a San Francisco como su radio, como la radio de Cajamarca.

    Por: Pilar Hoyos Estela

  • Visión

    Ser la radio FM líder a nivel regional, generadora de opinión pública favorable al desarrollo de Cajamarca, que ofrezca constantemente innovaciones radiofónicas en cuanto a la conducción y producción radial.

    Misión

    Contribuir a la creación de valores que enriquezcan la cultura local ofreciendo sano entretenimiento a través de una propuesta innovadora en programas de información y entretenimiento, basados en la creatividad y conocimiento de nuestro público objetivo.